Epernay, 1811: la boda de Pierre-Nicolas Perrier y Adèle Jouët alumbra el nacimiento de la Maison Perrier-Jouët. Caracterizada desde sus orígenes por una exigencia sin concesiones, la Maison fue pionera en el campo de la trazabilidad y en la lucha contra las falsificaciones. Perrier-Jouët fue la primera Maison de Champagne que exhibió la añada en sus botellas, tradición que adoptarían muchas otras después. Por otra parte, como ha sucedido en diversas ocasiones, si la cosecha no está a la altura de las expectativas, la Maison pone siempre por delante la calidad y deshecha la producción. La calidad es el único compromiso. Algunos vinos, elaborados en años especialmente singulares, son seleccionados y confiados al silencio de sus bodegas.

Y, si bien cada una de estas añadas posee un carácter propio y distintivo, todas sin excepción ilustran la excelencia de los viñedos Perrier-Jouët. Es ahí, en el Edén, donde se conserva nuestra añada más antigua de champagne: Perrier-Jouët 1825.

Esta búsqueda de la perfección garantiza a Perrier-Jouët un lugar de excepción en las mesas más distinguidas. Es el caso de las cortes reales de Napoleón III o la Reina Victoria, entre otras. Desde que la Princesa Grace de Mónaco declaró que la botella de champagne con las emblemáticas anémonas era su preferida, Perrier-Jouët Belle Époque lleva acompañando el Baile de la Rosa durante muchos años.

Viticultura

Información no disponible

Vinificación

Según el método tradicional champenoise.

D.O.

Champagne

Alcohol

12%

Variedad de la Uva

Chardonnay (25%), Pinot Noir (50%), Pinot Meunier (25%)

Crianza

3 años en bodega

Envejecimiento

Permanece 3 años en bodega (en comparación con los 15 meses establecidos por el estándar de la AOC).

Puntuaciones y premios producto

87 puntos Robert Parker

Suelo

Cascajoso, con poca materia orgánica, buena aireación. Varía entre arenolimoso y limoso.

Nota de cata

Tiene un aspecto rosa asalmonado, brillante y fresco, con efervescencia abundante, viva y prolongada.
En nariz es intenso y equilibrado: grosella negra ácida, pera, albaricoque, frambuesa….
En boca destacan sabores de frutos rojos maduros, jugosos, intensos y dulces con unas notas sutiles de flores al final. Paladar intenso, ataque ácido con final suave y complejo. Es un vino generoso, con carácter y persistencia agradable.

Maridaje

Comida que combine platos de sabores dulces y salados. Combina muy bien con postres calientes como sabayón de bayas rojas, o el magret de pato con fruta en conserva.

Producción

Información no disponible

Tª de Servicio

Tamaño botella

75cl. en estuche individual

especiales

Robert Parker

87

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

Related Products