Al inicio de los 90, en el equipo enológico de Bodegas AGE, bodega originaria de Azpilicueta, se planteó desarrollar una nueva gama de vinos que marcase la línea futura de la bodega.

Como objetivo principal se fijó recuperar el estilo de los antiguos vinos de Crianza y Reserva de la zona. Vinos en los que se respetaran las variedades tradicionales (Tempranillo, Graciano y Mazuelo), ensambladas para sacar el máximo potencial de cada una. La historia de los vinos de Bodegas AGE está llena de grandes marcas. Pero la más importante de ellas es la que hoy lleva el apellido de su fundador: Azpilicueta. Solo los mejores caldos son escogidos para llevar este nombre.

Los vinos Azpilicueta se obtienen en elaboraciones muy cuidadas, con la mejor selección de uvas de los viñedos de Fuenmayor, en la Rioja Alta, y destacan por su gran personalidad, estructura, complejidad y por ofrecer un amplio abanico de sensaciones.

Inaugurada en 2001, la nueva bodega fue diseñada para establecer un equilibrio armónico entre la enología, la arquitectura y la sostenibilidad. Estos elementos se han unido para crear un templo de la vinicultura que permanece en la vanguardia del mercado vitivinícola internacional.

Las instalaciones materializan la visión compartida del renombrado arquitecto riojano Ignacio Quemada, del Director de Operaciones de la compañía, Fernando Pozo, y de nuestra enóloga Elena Adell, consiguiendo el perfecto equilibrio entre los 3 pilares fundamentales en los que se soporta la bodega.

Félix Azpilicueta Martínez es una de las figuras más relevantes de la historia del vino en La Rioja. Un gran hombre que supo trasladar la experiencia adquirida en Burdeos a la realidad de esta tierra. Pionero como viticultor, comenzó en 1881 con una pequeña bodega en Fuenmayor, hasta hacerse un nombre de prestigio en el mundo del vino. Dinámico como empresario, instaló en su primitiva bodega la primera estación de trasiego de España y participó en las primeras exportaciones de vinos de Rioja.

Viticultura

Información no disponible

Vinificación

Información no disponible

D.O.

Rioja

Alcohol

13,5%

Variedad de la Uva

100% Tempranillo

Crianza

18 meses

Envejecimiento

Criado en barrica de roble francés durante 18 meses.

Puntuaciones y premios producto

91 puntos Guía Peñín 2018

Suelo

San Cristóbal tiene una composición aluvial y arcillo-ferrosa, La Tahola es aluvial rico en caliza y Los Cabezos tiene un suelo fundamentalmente arcillo-ferroso.

Nota de cata

Color rojo cereza, muy vibrante, muy atractivo. Nos deja expectantes ante lo que vamos a sentir cuando olamos y tengamos el vino en boca. Nariz deliciosamente afrutada. Y es que, es la fruta lo primero que vamos a captar en este vino: cereza, ciruela, mora, arándano, una leve nota de fresa… Si profundizamos encontraremos un lado floral, un poco de regaliz. Las especias cedidas por la madera durante su crianza aparecen después: clavo, pimienta, nuez moscada, un toque de vainilla, otro de cacao… La crianza está tratada con sutileza, con elegancia, de forma que es un componente más de este vino, sin destacar. Y para terminar su boca, deliciosa, perfumada, suave, larguísima. El vino nos abandona finalmente con un recuerdo de frutas y especias y con el deseo de volverlo a probar.

Maridaje

Información no disponible

Producción

Información no disponible

Añada

Tª de Servicio

Tamaño botella

75cl.

Puntuación Peñín

91

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

Related Products